Artículos sobre DiabetesVivir con Diabetes

Amputación y diabetes

Si tiene diabetes, corre mayor riesgo de tener muchos problemas de salud serios como la amputación de un pie o una pierna. Es horrible la idea de tener que someterse a una cirugía para extraer una extremidad entera o un dedo del pie o de la mano, pero puede hacer algunas cosas para mantener sanos sus pies y piernas y prevenir esta situación.

www.DiabetesMellitus.mx

La diabetes es una enfermedad que mal cuidada degenera el cuerpo, los elevados niveles de azúcar en la sangre dañan el organismo de diferentes maneras, y una de ellas es la neuropatía diabética, que se presenta cuando los nervios de las extremidades pierden su sensibilidad, lo que lo vuelve más propenso a sufrir lesiones u ulceraciones en pies, piernas, manos, etc., y al no percatarse de su herida hasta que es ya muy tarde, conduce a una amputación.

Lo ideal es prevenir esta situación, pero si su médico recomienda la amputación, igual puede proteger su salud y prevenir problemas futuros.

Leer más sobre: ¿Por qué la diabetes puede conducir a la amputación?

 

Cómo la diabetes puede dañar sus pies y piernas

Una de las complicaciones de la diabetes es una enfermedad llamada enfermedad arterial periférica (PAD). Puede estrechar las arterias que transportan sangre a las piernas y los pies y aumentar la probabilidad de que tenga úlceras (llagas abiertas) e infecciones. También puede hacer que el proceso de curación sea mucho más lento.

Los niveles altos de azúcar en la sangre causados por la diabetes pueden dañar los nervios y los vasos sanguíneos de su cuerpo. Eso incluye los de los pies y piernas. Si sus nervios están dañados, es posible que no sienta dolor u otros síntomas de úlceras o infecciones.

Eso aumenta el riesgo de infección grave o gangrena, que se refiere a la muerte de su tejido. En algunos casos graves, la única forma en que los médicos pueden tratar la infección o la gangrena es amputar o extirpar el área afectada.

Leer más sobre: Combata las úlceras del pie diabético de forma natural.

 

Evite la amputación

Si tiene diabetes, es especialmente importante que cuide bien sus pies para disminuir el riesgo de amputación.

Leer más sobre: Problemas en los pies causados por la diabetes.

 

Revisa tus pies todos los días

Busque cambios como:

  • Ampollas,
  • cortes,
  • grietas,
  • llagas,
  • enrojecimiento,
  • manchas blancas o áreas callosas gruesas,
  • coloración diversa en su piel.

Si sus pies están más fríos o más calientes de lo normal, eso también puede ser una señal de que algo anda mal.
Pase una pluma o un objeto liviano a lo largo de su pie para asegurarte de que puede sentirlo.

Si no puede alcanzar sus propios pies, pídale a un familiar que lo ayude.

Si nota un problema o no está seguro de que algo sea normal, llame a su médico.

Leer más sobre: Calcetines inteligentes detectan los problemas del pie diabético de forma temprana.

 

No fume

Fumar daña los pequeños vasos sanguíneos y afecta el flujo de sangre a sus pies. También hace que sea más difícil para su cuerpo sanar. Esas cosas aumentan el riesgo de amputación.

Leer más sobre: Fumar resulta mortal para los pacientes con diabetes.

 

Use zapatos de protección

Una lesión en los dedos o en los pies puede ocasionar problemas graves. Procuré utilizar zapatos especialices que reduzcan el riesgo de problemas en los pies.

 

Consulte a su médico al menos una vez al año

Si tiene daños en los nervios, es posible que necesite ver a un podólogo o a su médico general con una frecuencia que uno o dos veces al año.

Su médico puede ayudarle a mantener el nivel de azúcar en la sangre bajo control con medicamentos, dieta y ejercicio, también revisará sus pies y piernas para asegurarse de que no haya nada malo. Mientras más temprano encuentre úlceras y otros problemas, mejor.

Si su médico no revisa sus pies, es su obligación como paciente cuidar de su salud, después de todo, es usted el afectado, asegúrese de indicarle que quiere una revisión de sus extremidades para prevenir problemas graves a futuro. No se vaya de su consulta sin que lo hayan evaluado correctamente.

Leer más sobre: 2/3 de los médicos ignoran las complicaciones en los pies derivadas de la diabetes.

 

Si su médico recomienda la amputación

Su médico tratará primero de tratar las infecciones o las heridas con medicamentos, no le recomendarán la amputación a menos que el tejido de su pie o pierna esté muriendo o haya muerto, en tal caso deberá acatar la orden médica.

Si necesita la operación, su cirujano eliminará el tejido dañado en su pie o pierna y tratará de salvar la mayor cantidad posible de tejido sano.

Es importante que su equipo médico mantenga bajo control su nivel de azúcar en la sangre y esté atento a los signos de infección después de la operación.

Puede tomar 2 meses para que su herida sane. Trabajarás con varias personas que le ayudarán a adaptarse a la vida después.

Por ejemplo, su endocrinólogo puede ayudarlo a controlar su nivel de azúcar en la sangre. Un fisioterapeuta puede ayudarlo a fortalecerse y aprender a moverse. Un terapeuta ocupacional lo ayudará a descubrir cómo hacer las tareas cotidianas en casa y en el trabajo.

También podría ver a un terapeuta de salud mental, como un psicólogo o trabajador social, para hablar sobre sus sentimientos acerca de su amputación.

Es importante seguir el plan de tratamiento para la diabetes que recomienda su médico y observar cuidadosamente el nivel de azúcar en la sangre y comer de manera saludable.

Lo más importante cuando se trata de su salud, es prevenir.

 

 


– También podría interesarle –

Combata las úlceras del pie diabético de forma natural

Prevenir problemas graves en los pies de un modo simple

Deja un comentario

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados