Vivir con Diabetes

El día de las madres con diabetes

La diabetes se dividi principalmente en dos tres tipos:

1.- Diabetes tipo 1

A la diabetes tipo 1 se le conoce como una enfermedad autoinmune.

Cuando es el propio organismo quien destruye las cosas buenas de nuestro cuerpo, como las células beta productoras de insulina en el páncreas, se le denomina como una enfermedad autoinmune.

En otras palabras, alguien diagnosticado con diabetes tipo 1 no produce insulina.

2.- Diabetes Tipo 2

Un paciente diagnosticado con diabetes tipo 2 tiene cualquiera de las dos siguientes características;

   a) No hay suficiente producción de insulina.

   b) La insulina no funciona correctamente (también conocido como “resistencia a la insulina”).

La mayoría de las personas que desarrollan diabetes tipo 2 lo hicieron porque han estado viviendo un estilo de vida no saludable desde hace algún tiempo.

La gran mayoría de los pacientes con diabetes tipo 2, la desarrollan en un estado avanzado de su vida, aunque ha habido cada vez más casos de personas de 20 años que desarrollan la diabetes tipo 2, pero todavía es poco frecuente.

Se estima que el 85% de todos los pacientes con diabetes tienen diabetes tipo 2.

3.- Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes pasajera que se desarrolla y desaparece junto con el embarazo.

Debido a los cambios hormonales que se sufren durante el embarazo algunas mujeres presentan resistencia a la insulina que debe ser tratada inmediatamente para evitar severas complicaciones para su bebe y para ellas.

Nuestras madres son fantásticas cuando tenemos diabetes por que ellas:

  • Se aseguran de que estemos revisando nuestros niveles de glucosa, tomemos nuestros medicamentos y asistamos a nuestras citas médicas.
  • Nos ayudan a evitar alimentos y bebidas que no deberíamos consumir.
  • Nos abrazan y nos prestan su hombro para llorar cuando nos sentimos mal por nuestro manejo de la diabetes.
  • Nos cuidan cuando nuestra glucosa en sangre está muy alta o muy baja.

Y cuando ellas tienen diabetes, las amamos y apreciamos porque:

  • Siempre están dedicadas a su manejo, diariamente.
  • Siempre asisten a sus citas médicas y siempre van preparadas con preguntas.
  • No tienen miedo de disfrutar de la comida que aman de vez en cuando.
  • No permiten que la diabetes las defina.

Consejos para el día de las madres con diabetes

Este día de las madres, queremos compartir algunas ideas sobre cómo hacer que su mamá con diabetes se sienta especial y muy apreciada.

Investiga lo que más le gusta o más desea comer

¿Sabes que le encanta hacer a tu mamá y te ha insinuado que lo hagas con ella?

Piensa en las ocasiones en que tu madre ha mencionado que deseaba que pasaras un tiempo compartiendo sus actividades favoritas con ella.

También puedes pensar en los momentos que tu madre ha mencionado querer hacer algo nuevo y sorpréndela llevándola a esa divertida actividad.

Lleva a tu mamá a uno de sus restaurantes favoritos, a un lugar al que siempre ha querido ir, o puedes prepararle una comida.

Asegúrate de que sea un lugar donde el menú sea adecuado para ella, es tú día de cuidarla, no la lleves por esa pasta o esas hamburguesas de la que se ha estado privado años. Llévala a un sitio donde ella se divierta, y como sanamente.

Piensa en su diabetes pero no hagas que el día se trate todo sobre su padecimiento

Por supuesto, queremos que nuestros seres queridos estén siempre al tanto de su manejo de la diabetes, sus vidas dependen de ello.

Pero, las personas con diabetes merecen un día en el que puedan simplemente vivir. Si ves a mamá mirando ese postre en el menú que de otra manera no obtendría, ofrécete a compartirlo con ella y ayúdala a ajustar su medicamento para poder probarlo.

Si quieres hacer algo relacionado con la diabetes

¿Tu mamá necesita ayuda para pagar sus medicamentos? Ofrécete pagar algunos.

¿Tu mamá necesita organizar mejor sus insumos? Considera comprarle algunos accesorios elegantes para ayudarla a almacenarlos adecuadamente.

Consiente a tu mamá con un día de relajación

Consiente a tu mamá en su festejo con el mejor día de cuidado personal. Envíala a un spa, o llévala a arreglarse el cabello, ponerse unas mascarillas orgánicas que no agregan su piel.

Si la llevas a hacer manicure o pedicure, hazle notar a los miembros del salón de belleza que no deben bajo ninguna circunstancia cortar la piel de tu madre. Evita heridas intencionales cuidando de su piel con diabetes.

Puedes  comprarle un buen kit de mimo en casa que contenga sus productos de belleza favoritos.

Piensa en algo que tu madre hace diariamente y de lo que puedas encargarte por ella algunos días. Incluso si es solo por un día, conviértelo en un día libre de preocupaciones para ella.

¡Mantenlo simple!

Si tu presupuesto no es tan flexible, haz cosas sencillas.

Una tarjeta bien pensada puede hacer que tu mamá se sienta muy querida. La mayoría de las veces, las madres sólo quieren pasar tiempo con sus hijos, y no importa la edad que tengamos, eso no cambiará.

Al final del día, hazle saber a tu mamá cuánto la aprecias, la amas, le agradeces su apoyo para ayudarte a manejar la diabetes o si ella es quien vive con diabetes hazle saber lo orgulloso que estás de cómo cuida su salud.

 

Felicidades a todos las madres en su día. 

Deja un comentario

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados