, ,

¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional se produce cuando tienes hiperglucemia (niveles de glucosa en la sangre) durante el embarazo. La diabetes gestacional se desarrolla generalmente en el tercer trimestre (entre las semanas 24 y 28) y por lo general desaparece después del nacimiento del bebé.

Las mujeres que desarrollan diabetes gestacional durante el embarazo son más propensas a desarrollar diabetes tipo 2 más adelante en la vida.

Descubrir que usted tiene diabetes gestacional puede ser muy alarmante ya que no sólo tendrá que lidiar con todas las emociones y las preguntas de las que vienen con estar embarazada, sino también con la incertidumbre de esta condición recién descubierta.

Afortunadamente, al igual que con todos los tipos de diabetes, hay muchos profesionales de la salud bien informados para ayudarle a responder a sus preguntas y le guiarán a través de este momento tan importante en su vida.

Cuanto más sepa, más fácil es aceptar y hacer los cambios necesarios para un embarazo exitoso y feliz.

Leer más sobre: La diabetes y la preparación para el embarazo.

 

 

¿Cómo desarrollé la diabetes gestacional?

En algún momento entre las semanas 24 y 28 de su embarazo su médico le ordenara realizarse un cribado para determinar la presencia de diabetes gestacional.

Si se tiene un mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional, su médico podría haberle mandado hacer una prueba de detección antes de llegar a la semana 16.

Usted puede pensar que esto es demasiado tarde en su embarazo para averiguar acerca de un problema, pero en la mayoría de los casos, la detección antes de este tiempo sería de poco valor.

Leer más sobre: Todo lo que debe saber sobre los niveles de azúcar en la sangre durante el embarazo.

 

 

Los cambios hormonales y la insulina

Es por los cambios hormonales (hormonas producidas por la placenta que se resisten a la insulina) en el segundo y tercer trimestre del embarazo, junto con las demandas de crecimiento del feto, que aumentan las necesidades de insulina de una mujer embarazada de dos a tres veces más que de lo normal.

La insulina es necesaria para mover el azúcar de la sangre a las células para obtener energía.

Si su cuerpo no puede producir esta cantidad de insulina, el azúcar de los alimentos que consume permanecerá en su torrente sanguíneo y causar niveles altos de glucemia.

Esta es la diabetes gestacional.

Leer más sobre: ¿Cuántos tipos de diabetes existen y cuáles son las diferencias?

 

 

¿Qué tan común es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional significa que la diabetes mellitus (azúcar en la sangre) se encuentran por primera vez durante el embarazo.

Se produce en del 3 al 5% de todos los embarazos (en otras palabras, 1 de cada 20 mujeres embarazadas desarrollará diabetes gestacional); así, puede consolarse con el hecho de que usted no está sola.

En la mayoría de los casos, la diabetes gestacional es administrado con la dieta y el ejercicio y desaparece después del nacimiento del bebé.

Muy pocas mujeres con diabetes gestacional necesitan insulina para controlar este tipo de diabetes.

Si usted no necesita insulina, se debe asegurar que los niveles de glucosa en su sangre están en un rango aceptable, reduciendo así los riesgos para usted y su bebé.

La diabetes gestacional no debe tomarse a la ligera. Los riesgos inmediatos para la madre y el feto son muy reales; Sin embargo, estos riesgos pueden minimizarse con una buena atención y seguimiento.

 

 

Atención prenatal

La atención prenatal debe serle brindada con apoyo de su médico, junto con la ayuda de un equipo multidisciplinario.

Individualizar los regímenes de insulina y recomendar el seguimiento diario de al menos 4 veces por día de la glucosa.

El objetivo es mantener la glucosa de 4 a 7 mmol/L y la prueba de HbA1c dentro del rango no diabético normal.

Recuerde que los requerimientos de insulina aumentan progresivamente desde el segundo trimestre hasta el último mes de la gestación, cabe señalar además que la hipoglucemia y la pérdida de la conciencia es común en el embarazo temprano.

La hipoglucemia no parece tener efectos adversos a largo plazo sobre el desarrollo fetal, sin embargo, la cetoacidosis puede causar la muerte del feto en cualquier etapa. Todas las mujeres deben realizarse pruebas de orina para cetonas si la glucosa en la sangre es alta, si se producen vómitos o si no se sienten bien.

 

 

Parto

El momento del parto es individualizado; en las mujeres con un buen control de su diabetes y las complicaciones, el embarazo puede continuar hasta las semanas 39 o 40. Consideré por último que las tasas de cesárea son más altas que en las mujeres no diabéticas.

 

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

La diabetes y la lactancia materna

El ejercicio previene la diabetes gestacional en mujeres embarazadas

Planificación de la dieta en el embarazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

La prueba de HbA1c y el embarazo

¿Cómo puede prevenir la diabetes gestacional?