Artículos sobre DiabetesVivir con Diabetes

La diabetes y sus complicaciones a largo plazo

La diabetes es una enfermedad que está relacionada con el problema de azúcar en la sangre. Si no se controla adecuadamente, entonces puede dar lugar a diversos tipos de problemas.

Básicamente, estas complicaciones se podrían establecer en dos categorías fundamentales:

1. Las complicaciones a corto plazo.
2. Complicaciones a largo plazo.

 

Complicaciones a corto plazo

Las complicaciones a corto plazo están relacionadas con los problemas de la hiperglucemia, la hipoglucemia, la cetoacidosis, y el síndrome de hiperosmolar. En todas estas complicaciones, el paciente debe ser consciente de los signos, síntomas y también sus soluciones.

La hiperglucemia a grandes rasgos es el aumento en los niveles de glucosa en la sangre, mientras que la hipoglucemia es la disminución del nivel normal de glucosa en la sangre, y se caracterizan por la aparición de temblores, cefalea y mareos, entre algunos otros síntomas.

La cetoacidosis diabética, se produce cuando el cuerpo es incapaz de utilizar la glucosa en la sangre como una fuente de energía, y comienza a utilizar la grasa en su lugar, ya que las células de la sangre no son capaces de responder a la insulina, o el páncreas no está produciendo suficiente insulina, está afectación puede llegar a ser mortal.

Y por último en las complicaciones a corto plazo encontramos al síndrome de hiperosmolar, que se presenta cuando hay una presencia excesivamente alta de glucosa en la sangre sin la presencia de cetonas, y resulta extremadamente peligrosa debido a que se presenta en personas que no logran mantener bajo control su diabetes, deciden no cuidarse o no han sido diagnosticadas como diabéticas.

Sus síntomas con prácticamente los mismos que los de la diabetes, por lo que es muy importante estar alerta ante cambios de humor, fatiga inusual, sed excesiva, pérdida de peso, además de forma característica al síndrome hiperosmolar, presenta confusión, pérdida de conciencia, fiebre y convulsiones, y en ocasiones un coma.

 

Complicaciones a largo plazo

Las complicaciones a largo plazo se relacionan con el desarrollo de enfermedades del corazón, neuropatías, enfermedades renales, enfermedades vasculares periféricas, y enfermedades de los ojos.

La enfermedad renal es una de las principales complicaciones a largo plazo de la diabetes tipo 2.

Delicados vasos sanguíneos de los riñones filtran las toxinas de nuestro cuerpo y cuando hay un exceso de glucosa en la sangre eventualmente daña los vasos sanguíneos delicados. Cuando estos vasos sanguíneos son incapaces de realizar su trabajo adecuadamente y las toxinas se acumulan en la sangre.

Una de las complicaciones de la diabetes es una enfermedad de los nervios llamada neuropatía.

Cuando algunos pacientes sufren de un nivel de glucosa alto en la sangre de forma prolongada, entonces hay un alto riesgo de desarrollar neuropatía.

Si alguien está sufriendo de una diabetes incontrolada durante muchos años, entonces, también existe el riesgo de desarrollar neuropatía. Así que con el fin de prevenir la neuropatía es necesario mantener los niveles de glucosa en la sangre lo más normal posible.

Leer más sobre: Programa de ejercicios mejora el equilibrio y la fuerza física en los pacientes con diabetes tipo 2 y neuropatía periférica.

La protección de los pies también es muy importante para las personas que sufren el problema de la diabetes. Si el paciente está sufriendo además con una enfermedad renal, entonces significa que está sufriendo de nefropatía que causa entumecimiento y hormigueo en los pies.

Si el paciente está sufriendo de esto, quiere decir que la sangre no está circulando de forma correcta a tus extremidades y entonces hay un aumento en el riesgo de infecciones en los pies.

Las personas diabéticas tienen un mayor riesgo de desarrollar cataratas, este problema relacionado con el ojo se llama retinopatía diabética, o podría ser también glaucoma, etc., de debe cuidar atentamente los ojos si padece diabetes, acudiendo a una revisión oftálmica con frecuencia.

Las personas diabéticas tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, también conocidas como enfermedades cardiovasculares.

Se presentan como ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares, obstrucción de los vasos sanguíneos en las piernas y los pies, que pueden conducir a úlceras en los pies, infecciones e incluso la pérdida del dedo del pie, el pie mismo o la pierna.

Son muchas las consecuencias de la diabetes, pero ser diagnosticado con diabetes no significa forzosamente que las padecerá y que ha sido sentenciado con una enfermedad irremediablemente mortal. Si bien, la diabetes no tiene cura, es perfectamente tratable.

Acuda a un médico si sospecha de tener diabetes, tome su medicamento estrictamente, coma sanamente de acuerdo a su dieta, y haga ejercicio, siguiendo esos tres simples consejos podrá evitar las fatales consecuencias de la diabetes y tener una vida feliz.

Leer más sobre: Una introducción al control de la diabetes.

 

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

La diabetes es una enfermedad que puede causar ceguera

Complicaciones mayores en la diabetes tipo 2 en comparación con la diabetes tipo 1

Diabetes, la ingesta de hierro y las complicaciones

Deja un comentario

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados