, ,

Los síntomas de la enfermedad renal en la diabetes

Según la Fundación Nacional del Riñón aproximadamente del 10 al 40 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 desarrollará una insuficiencia renal en su vida.

Enfermedad renal, que a menudo es referida como nefropatía, es una de las muchas complicaciones a largo plazo de la diabetes.

El exceso de glucosa en la sangre puede dañar los delicados y pequeños vasos sanguíneos en los riñones que filtran las toxinas de nuestros cuerpos. Como resultado, los riñones no pueden limpiar la sangre de manera adecuada y acumulan materiales de desecho, como agua y sal que pueden permanecer en su sangre.

Leer más sobre: Los diabéticos pueden prevenir e incluso detener la enfermedad renal.

Los riñones no colapsan todos de una sola vez; en cambio la enfermedad es progresiva y puede tardar años en desarrollarse.

La buena noticia es que, si se detecta a tiempo, se puede tratar y el daño adicional puede ser frenado. Hay 5 estadios en la enfermedad renal, dependiendo de la gravedad de la enfermedad.

Leer más sobre: Los pacientes diabéticos con tres principales factores de riesgo experimentan fuerte reducción de la función renal saludable.

Algunas personas no experimentan ningún síntoma de la enfermedad renal y, en cambio, es detectado solo en un análisis de sangre. Si usted tiene diabetes, su médico debe determinar si hay signos de la enfermedad renal utilizando una muestra de sangre y de orina aproximadamente una vez por año.

Estas son pruebas de rutina. Sin embargo, si usted experimenta síntomas de la enfermedad renal, son por causa de una acumulación de residuos o líquidos en el cuerpo o anemia.

Los síntomas de la enfermedad renal en la diabetes:

  • Inflamación o hinchazón se conoce como edema y se presenta con mayor frecuencia en piernas, tobillos y pies, pero también puede ocurrir alrededor de los ojos, abdomen y con menos frecuencia en otras partes del cuerpo.
  • Dificultad para orinar (ya sea no poder ir, o ir más de lo habitual), a veces duele o arde al orinar, también puede ser espumosa, oscura o con sangre.
  • La aversión a las proteínas: ya no querer comer carne.
  • Fatiga, siendo incapaz de concentrarse, o cansarse fácilmente.
  • Deseo de masticar hielo, arcilla o almidón de lavandería (esto se llama pica).
  • Falta de respiración.
  • Pérdida de apetito y/o un sabor metálico en la boca o el aliento a amoniaco.
  • Náuseas o vómitos.
  • Incapacidad para mantener el calor.
  • Alta presión sanguínea.
  • Picazón o erupciones.
  • Dolor, principalmente en las piernas y la espalda, especialmente alrededor de la zona de los riñones.

Muchas veces, las personas con diabetes no reciben un diagnóstico de la enfermedad hasta después de mucho tiempo. Como resultado, los altos niveles de azúcar pueden causar daños en el cuerpo antes del tratamiento. Eso significa que el daño renal ya puede estar progresando cuando se hace el diagnóstico.

Leer más sobre: Malasia será el país con la mayor tasa de insuficiencia renal debido a la diabetes en 2030.

Asegúrese de hacerse su evaluación de la función renal cuando se le diagnostique diabetes, así como hacerse análisis periódicamente después. Si usted nota cualquiera de estos síntomas, consulte a su médico de inmediato.

Recuerde trabajar para mantener su diabetes bajo control y evitar sus temidas complicaciones.

 

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

Una introducción al control de la diabetes

Nuevo hallazgo podría guiar hacia la creación de un medicamento que prevenga la cicatrización renal en diabéticos 

La presión arterial alta, la diabetes y la obesidad son las causantes principales de las enfermedades renales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿Pueden las mujeres con diabetes sufrir de disfunción sexual?

La comprensión de los peligros ocultos de la diabetes