Diabetes Tipo 2Vivir con Diabetes

Manteniendo a sus niños sanos y libres de Diabetes

La obesidad es una amenaza para la salud de los niños de muchas maneras. La obesidad tiene un impacto en múltiples sistemas del cuerpo, incluyendo:

  • El sistema cardiovascular.
  • El sistema pulmonar.
  • El sistema gastrointestinal.
  • El sistema óseo.

Leer más sobre: ¿Qué es el síndrome metabólico y cuál es su relación con la diabetes?

Más de 12 millones de niños sufren de obesidad infantil, ésta es una estadística alarmante y un foco de alarma para los padres.

La prevalencia de la obesidad infantil aumentó 100 por ciento en los últimos diez años, y la principal razón para la obesidad es una sociedad que realiza cada vez menos actividad física.

 

Hay dos fuerzas principales que han creado este fenómeno de los niños obesos en nuestra cultura

El primer impacto principal en el peso de nuestros hijos es la cantidad de comida rápida que se consume en una base diaria. La industria de la comida rápida ha cambiado la dieta de alimentos caseros y saludables a la comida basura que carece de opciones saludables.

Leer más sobre: El riesgo de diabetes aumenta con la comida para llevar.

El consumo de comida rápida en combinación con los estilos de vida sedentarios de los niños que juegan juegos de video costosos, o pasan horas sumergidos en las redes sociales en lugar de jugar al aire libre, conduce a la alta incidencia de niños con sobrepeso.

Leer más sobre: Ver televisión está vinculado a un mayor riesgo de desarrollar diabetes entre los niños.

Estas actividades llevan directamente a las causas de la obesidad en los niños y a los padres, y no son saludables.

Los niños requieren por lo menos de 90 minutos de actividad física moderada o vigorosa cada día para reducir el riesgo de una enfermedad cardiovascular.

Leer más sobre: Sólo 10 minutos de ejercicio de alta intensidad podrían reducir el riesgo de diabetes en los niños.

Los niños necesitan una dieta saludable para el crecimiento y un desarrollo normal y por desgracia, la comida rápida no contiene los nutrientes que los niños necesitan. Una alimentación sana es casi un arte perdido para la familia típica moderna.

Utilizar los menús de las comidas rápidas se ha convertido en la forma más fácil y rápida de conseguir alimentar a la familia.

Estas opciones de estilo de vida contribuyen a la obesidad, a la presión arterial alta y a un sinfín de otros problemas de salud, no sólo para los adultos, sino para nuestros hijos también.

Eric Schlosser, resume en su libro “Fast Food Nation” una visión general de los problemas básicos de los hábitos alimenticios de una nación de la siguiente manera:

 

“Hace una generación, las tres cuartas partes del dinero utilizado para comprar alimentos se gastaba para preparar comidas en casa. Hoy en día más de la mitad del dinero utilizado para comprar alimentos se gasta en restaurantes, sobre todo en los restaurantes de comida rápida”.

 

Una hamburguesa y papas fritas es la comida chatarra por excelencia, gracias a los esfuerzos de promoción de las cadenas de comida rápida. Un americano típico consume en la actualidad aproximadamente tres hamburguesas y cuatro órdenes de patatas fritas a la semana, ahora considere la costumbre de los mexicanos de mimetizar a los ciudadanos americanos por la televisión, películas, etc.

Leer sobre: Los alimentos procesados y la salud.

Algunas opciones para corregir este problema están en manos de los adultos.

 

A continuación, se ofrecen algunas soluciones a corto plazo para corregir el problema:

  • Enfóquese en que su familia tenga una dieta en alimentos nutritivos.
  • Fomentar un aumento de la actividad física.
  • Tenga una amplia variedad de bocadillos nutritivos disponibles para una merienda.
  • Hacer un plan de alimentación saludable para la familia.

Los padres pueden tomar medidas más activas para prevenir la obesidad infantil, preparando y sirviendo las comidas más sanas en casa, también puede llevar a la familia en una caminata o un paseo en bicicleta después de la cena, convirtiéndolo en una gran costumbre para toda la familia y deje que los niños decidan sobre algunas actividades físicas.

Los niños pueden participar en su propia mejora de la salud al hacer una actividad física como una prioridad después de la escuela.

El objetivo es seguir las sugerencias de un estilo de vida lo más saludable posible.

Tome pequeños pasos hasta que pueda alcanzar la meta de tener buenos hábitos alimenticios para toda la familia.

Leer más sobre: Consejos para que su corazón sea más saludable y prevenir la diabetes.

Todos sabemos que es difícil cambiar los malos hábitos alimenticios ya arraigados, y no siempre se consigue cumplir con las reglas, pero trate de evitar estos problemas para evitar problemas de salud.

El problema principal que impide comer correctamente suele ser la falta de tiempo, pero si trabaja arduamente para cuidar a su familia, procure tener el tiempo entonces, de cuidar a su familia cuidando lo que comen.

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

Dieta cetogénica para niños

La diabetes está en aumento en los niños y los expertos de los Estados Unidos no sabe por qué

Los niños diabéticos en la escuela

Deja un comentario

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados