Artículos sobre DiabetesDiabetes Tipo 1

Pacientes neuropáticos con diabetes tipo 1 tienen más riesgo de depresión

Un nuevo estudio ha encontrado que la neuropatía, la cual es causada por el daño a los nervios en las extremidades inferiores del cuerpo, se asocia con la depresión en las personas con diabetes tipo 1.

De acuerdo con los investigadores del Instituto de Investigación Lunenfeld-Tanenbaum, en Toronto, los síntomas depresivos son especialmente más frecuente entre los adultos mayores con diabetes tipo 1.

Los resultados ponen de manifiesto que la neuropatía no sólo se asocia con una disminución en los aspectos físicos de la vida de una persona, sino también con síntomas funcionales y afectivos emocionales que se ha demostrado que además empeora el control de la glucosa en sangre.

Los resultados de este nuevo estudio, publicado en la revista Journal of Diabetes y sus Complicaciones, están en línea, estudio el cual muestra que el dolor neuropático tiende a correlacionarse con un cierto grado de ansiedad y depresión.

Los investigadores utilizaron datos de 323 adultos canadienses de sesenta años que habían tenido diabetes tipo 1 durante más de 50 años y que sufrían una cualquiera retinopatía, neuropatía, nefropatía o alguna otra forma menos avanzada de la enfermedad vascular periférica.

Los participantes fueron evaluados para la depresión con varios cuestionarios destinados a detectar interferencia del dolor neuropático con el disfrute de la vida y estado de ánimo.

Entre las personas con neuropatía, los investigadores observaron un 25 por ciento más alta prevalencia de la depresión que la observada en los otros grupos. Esto se mantuvo incluso cuando se tomaron otros factores relativos a la calidad de vida en cuenta.

Los investigadores investigaron si una mayor intensidad de dolor en la neuropatía se correspondía con mayores niveles de ansiedad o depresión y menor funcionamiento mental.

La razón de la prevalencia de la depresión en personas con diabetes tipo 1 que padecen neuropatía todavía no está clara, pero los investigadores creen que no sólo puede ser atribuible a un mayor dolor corporal.

Las investigaciones anteriores sugieren que los dos pueden estar relacionados entre sí debido al hecho de que el “sentirse bien” libera la hormona cerotonina, que desempeña un papel en la depresión y la ansiedad, pueden estar implicados en el procesamiento del dolor en el cerebro.

La falta de un adecuado apoyo social también puede elevar aún más los riesgos de deprimirse, ya que la discapacidad relacionada con neuropatía aumenta, por lo que los investigadores hicieron hincapié en la importancia de exámenes regulares de salud mental en los adultos mayores con diabetes tipo 1.

 

 

 


– – – OTROS ARTÍCULOS QUE PODRÍAN INTERESARLE – – –

La diabetes gestacional aumenta el riesgo de depresión posparto

La angustia y la depresión en los pacientes con diabetes tipo 2 los vuelve propensos a abandonar sus medicamentos

Deja un comentario

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados