,

¿Pueden las mujeres con diabetes sufrir de disfunción sexual?

La diabetes es una enfermedad progresiva y crónica que puede dar lugar a diferentes complicaciones, incluyendo la disfunción sexual. La buena noticia es que, con el avance médico, la conciencia sobre la diabetes, una gran cantidad de apoyo y educación, las personas con diabetes pueden llevar una vida larga y plena.

¿Cuáles son las causas y cómo puede obtener ayuda?

La diabetes es una enfermedad progresiva y crónica que puede dar lugar a diferentes complicaciones, incluyendo la disfunción sexual. La buena noticia es que, con el avance médico, la conciencia sobre la diabetes, una gran cantidad de apoyo y educación, las personas con diabetes pueden llevar una vida larga y plena.

Una de las complicaciones de las que muchas personas son conscientes es de la disfunción sexual en los hombres. Azúcares elevados en la sangre pueden causar daño crónico a los nervios en los órganos reproductores masculinos, lo que resulta en la impotencia.

Esto suele ser más común en hombres mayores que han tenido diabetes durante mucho tiempo. Es comúnmente menos hablado cómo la diabetes puede afectar la vida sexual de una mujer.

Porque el sexo es una parte importante de la vida y las relaciones, es importante entender que la diabetes puede afectar a las mujeres, también.

 

 

¿Cuáles son las causas de las complicaciones sexuales?

Si bien no todas las mujeres con problemas de diabetes sufren al tener relaciones sexuales, algunas lo hacen. El culpable puede ser falta de interés en el acto sexual o tal vez la falta de placer debido a la incomodidad física. Esto puede dar lugar a problemas de excitación, incapacidad para alcanzar el orgasmo, disminución del deseo sexual y la insatisfacción sexual.

Una investigación sugiere que la mayoría de las veces, las mujeres que experimentan complicaciones sexuales también están sufriendo de algún tipo de ansiedad o depresión. Estas mujeres pueden tener menos interés en tener relaciones sexuales.

Junto con niveles variables de azúcar, los sentimientos depresivos pueden hacer que se sientan más cansadas e irritables, por lo tanto, su deseo es aún menor.

Además, cuestiones fisiológicas, tales como sequedad vaginal, causado por daño a los nervios relacionado con la diabetes, puede hacer las relaciones sexuales dolorosas o incómodas. El daño a los nervios también puede causar una pérdida de sensibilidad en la vagina, por lo que los orgasmos se vuelven difíciles o imposibles de lograr.

Si usted siente dolor o experimenta malestar, es muy probable que usted no quiera tener relaciones sexuales.

Por último, las mujeres con diabetes tienen un mayor riesgo de infecciones del tracto urinario lo cual puede causar molestias durante el coito.

La actividad sexual debe evitarse durante el tratamiento. Si usted está experimentando infecciones del tracto urinario a menudo, debe comunicarse con su médico.

 

Si no estoy disfrutando del sexo, ¿qué puedo hacer al respecto?

Si usted está experimentando cualquiera de estos síntomas y tiene diabetes, tome medidas.

En primer lugar, es importante que usted sepa que no está sola. Muchas otras mujeres están experimentando esto, pero optan por no hacer nada al respecto porque les da miedo, enojo o vergüenza. Si bien es normal, no debe tener vergüenza. Es importante ser vocal. No descarte sus sentimientos.

Si se siente enojada o deprimida sobre su insatisfacción sexual, no está bien. Debe encontrar apoyo para que pueda encontrar una solución.

Un miembro de su equipo de atención de la salud, como su médico, enfermera, educador de diabetes certificado, o trabajador social puede ayudarla a obtener el asesoramiento, la medicación que necesita o bien elevar su estado de ánimo o tratar su problema fisiológico.

Mientras tanto, también es una buena idea asegurarse de que sus niveles de azúcar son normales.

Si usted está experimentando subidas y bajadas extremas (híper e hipoglucemia) o crónicamente niveles altos de glucemia (azúcar en la sangre que se eleva durante un período prolongado de tiempo), usted puede sentirse cansada o depresiva, lo cual puede afectar su deseo de tener relaciones sexuales.

Tener un mejor control de su azúcar en la sangre puede ayudarla a tener más energía y aumentar su estado de ánimo

A veces un simple cambio en la medicación o hacer ajustes a su plan de alimentación o régimen de ejercicio realmente puede ayudar a tener el azúcar en la sangre bajo control, en el rango correcto.

Si usted no ha visitado a su medico desde hace tiempo, programe una cita para volver a estar al día. Lleve un registro de su azúcar en la sangre para que su equipo médico puede evaluar sus patrones de azúcar en la sangre.

Juntos pueden llegar a una solución.


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

La aspirina puede reducir el riesgo de cáncer de mama para las mujeres con diabetes

La diabetes tipo 1 es más mortal para las mujeres

Virus común de herpes revela ser un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardíacas en mujeres menores de 50 con diabetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Relación entre los carbohidratos y la diabetes

Los síntomas de la enfermedad renal en la diabetes